Original: Pablo Ara Lucena
Adaptación de Yo vendo unos Ojos Negros: Camila Ramírez

Yo tuve unos ojos bellos,
Que soñaron dignidad,
Yo los llevaba despiertos,
Como fiera en libertad
Mas me quitaron poder mirar,
Mas no me quitaran nunca
El deseo de luchar
Cada vez que a mi memoria,
Vuelve aquel día fatal,
Se me enciende un fuego fiero,
Justicia exigiendo está.

Señor Piñera,
haz de pagar,
Te juro que toda la sangre
Tu camino ha de inundar!
Yo le juro por mis ojos,
A Gustavo y a los demás,
Que no bajaré mi canto,
Ni mi puño he de callar,
Esto no acaba! Ni acabará,
Hasta que se haga costumbre
La bendita dignidad!
Hasta que se haga costumbre
La bendita dignidad!

Canto y Cajón: Camila Alejandra Ramírez
Guitarra: Andrés Ramírez

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here