17 de noviembre Santiago de Chile.

En todas las comunas se han levantado las banderas de la de la unión y el reencuentro social a través de distintas actividades como asambleas, cabildos, o la olla común, sumado también a actividades culturales que ha devuelto a las plazas y parques de Santiago y de otras ciudades el país el carácter comunitario y solidario que habíamos perdido.

Hasta hace 4 semanas atrás, no teníamos derechos sobre espacios públicos sin el consentimiento de las autoridades municipales de cada sector, más si eran actividades masivas o algún evento que quisiera tomarse los espacios para la difusión de las artes y la cultura.

Hoy por hoy todo es diferente. Cada fin de semana las plazas están llenas, cosa que en nuestro país siempre ha sido tradición, eso de salir al parque o a la plaza más cercana, pero hoy es distinto, porque siempre se suma alguna actividad ahora con expresiones culturales, donde la sonrisa, la solidaridad, el ”te conozco” aunque en realidad no te conozco y la sensación de familia, aunque la mayoría sean ajenos a primera vista se transformó en algo cotidiano.

Esta actividad fue realizada en la plaza de armas de la comuna de Ñuñoa y fue organizada por los cantores populares urbanos de Santiago, esos músicos que cantan en el metro, en la micro, responsables anónimos que nuestra memoria musical no desapareciera totalmente en los peores años de la dictadura, fueron quienes valientemente empuñaron una guitarra y una canción de Víctor jara cuando ser músico popular era considerado prácticamente terrorismo de estado.

También estuvimos acompañando a nuestra compañera Camila Miranda, quien fue detenida hace 2 semanas atrás y que aún tiene 4 de los 7 perdigones incrustados en su cuerpo, quien además fue acusada de ”montaje” por parte de carabineros luego de la FUNA realizada el pasado jueves 14 de noviembre, donde hoy desmentimos los dichos de carabineros.

Hoy, así como a muchos les ha pasado, lo músicos urbanos se han unido en esta contingencia nacional, para levantar sus instrumentos y regalar contenido y reflexión al canto, ese que hace tan necesario en tiempos difíciles de lucha y de cambios profundos en una sociedad como la nuestra, que Clama por justicia y transformaciones tangibles para un futuro próximo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here