BICIREPORTAGE: 12 de noviembre, Stgo-Chile..

Hoy se realizó el tercer paro nacional de lo que va en estas tres semanas de manifestaciones en las calles de Santiago y de todo el país.

La adhesión fue masiva a nivel nacional y en Santiago se sintió con más fuerza de la que ya habíamos experimentando en los paros anteriores. La sensación es de que vamos en ascenso, que nadie está cansado, que somos los mismos y que cada vez se suman más en las calles de las ciudades de nuestro país, es algo que se siente y se palpa en cada jornada que se hace habitual entre nosotros, porque la necesidad de reencontrarse no se extingue ni desaparece, esa de hablar, de debatir todos los puntos de vista para confluir en el misma orilla: nueva constitución y asamblea constituyente.

Hoy, el aire era raro debo decirlo. Había una sensación de sombra, de esa que se siente cuando te sientes asechado por algo oscuro. Es que el ataque por parte de carabineros ronda en nuestros sentidos con cada sirena que se oye a lo lejos, con cada explosión de fuegos artificiales que nos hace mirar a todos, tratando de identificar de donde o de que es el sonido.
Y efectivamente, no se hicieron esperar. A los 10 min de terminada la marcha de la mañana comenzó el ”mambo”, con guanaco y racimos de lacrimógenas que enturbiaban más el aire de lo que ya estaba y no solo en el primer punto donde reporté ahí en los héroes, en San Antonio con la Alameda el ataque a manifestantes era brutal, en las inmediaciones de plaza dignidad (ex plaza Italia) parecía una verdadera batalla en plena guerra, como siempre desproporcionada y desmedida por parte de la fuerza pública que cuenta con el monopolio total y absoluto de fuego y poder. Mientras en providencia a una o dos cuadras de plaza dignidad, la gente no retrocedía a pesar del humo y el aire contaminado con gases tóxicos.

Tambores, expresiones artísticas y un mar de gente encapuchada bajando en masa a manifestarse y exigir al estado que nos escuche de una vez por todas.

El parque que baja por un costado del río Mapocho (río que cruza la ciudad) estaba tomado por ciclistas y gente compartiendo en los pastos, bancas y escalinatas, entre una tarde extraña de primavera, con olor a bomba, con humo, con convicciones, con puro corazón, ese que late desde la conciencia más allá de lenguajes políticos o palabras rebuscadas, ”verborreas” que a estas alturas a nadie le importan.

De regreso las calles vacías.
Algunas barricadas, pero que no impedían el tránsito vehicular, y no era que estuvieran las calles cortadas, el motivo era porque todo el mundo estaba en el centro de Santiago o en las cercanías tratando de llegar al punto de encuentro, presionando y acorralando con su presencia a un gobierno que se quiere hacer el sordo, el ciego, que de mudo tiene pero poco, con una demostración frecuente de ausencia de materia gris, cada vez que anuncian nuevas medidas ”rimbombantes” para intentar apagar el clamor popular, que hace rato viene exigiendo que renuncie don Sebastián y que se convoque a un asamblea constituyente, para así comenzar el proceso de redactar nuestra nueva constitución.

Estamos más activos que nunca..
El pueblo chileno está en las calles para vencer.

#chileresiste #chileprende #chileestadodesitio #protestaschile #chileprotesta #asambleaconstituyente #revolucionchilena #asambleaconstituyentechile #chiledesperto🇨🇱

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here